viernes, 28 de diciembre de 2012

Evento de Celebración de Año Nuevo 2013 al estilo de la secta “Iglesia de Scientology” (Cienciología)



Por Petete “Argie” Anon para Anonymous Argentina

Recientemente, Eevey y yo (Petete) y muchos otros miembros de Anonymous del Proyecto Chanology alrededor del mundo, hemos recibido información sobre los eventos de celebración de Año Nuevo de la secta “Iglesia de Scientology” (Cienciología). Nuestros informantes dentro de la secta nos la han proporcionado para que la hagamos pública y las distintas células de Anonymous alrededor del globo sepan cuando y donde protestar.

Si bien nuestros informantes aún están dentro de la secta, no permanecen allí por placer, sino por temor a las famosas políticas de venganza y chantaje de la secta, para la cual los desertores se encuentran entre sus más odiados enemigos. Razón por la cual mucha gente año tras año decide boicotear a la secta desde adentro, y son nuestras mejores fuentes de información, que nos permiten hacerlo desde afuera, legal y pacíficamente, pero de la forma que más les duele, exponiendolos, haciendo conocida la verdad de lo que pasa dentro de esta multinacional de la estafa.

El evento principal se llevará a cabo en Estados Unidos el día de hoy a las 6 P.M. en el Shrine Auditorium, y alrededor del mundo en distintos días y horarios. Vale aclarar que no es gratis asistir a este evento, para el cual los miembros no sólo deben pagar una entrada (que no es nada barata) y donar grandes cantidades de dinero durante su desarrollo. Cuanto más donen, mejor Scientologists son.

A cambio, la secta los bombardeara por horas con videos y discursos de sus ejecutivos sobre los supuestos logros que Scientology ha alcanzado durante el año, con números inflados de todo tipo: Nuevos miembros, cursos tomados, ayuda repartida, detalles de su guerra contra la psiquiatría, miembros que ascienden de nivel o estatus al pagar más, y un montón de cosas que pese a lo que digan desde la secta, no cambian un ápice al mundo que dicen ayudar, excepto vaciando las cuentas de sus miembros.

Los más poderosos y adinerados Scientologists vuelan de todas partes del planeta para asistir, y para los que no pueden hacerlo el evento se transmite en vivo para las organizaciones de Scientology que tengan el dinero necesario (mucho) para pagarlo.

Por supuesto, si bien también detallan lo que se ha hecho desde los distintos grupos fachada de la secta y sus múltiples campañas, no mencionan cosas como que hace días otro centro de Narconon (el grupo de supuesta rehabilitación de adictos de Scientology, que como en el resto de la secta no cuenta con ningún respaldo médico legítimo y sus métodos hacen más daño que bien) ha sido cerrado en Georgia, siendo el cuarto del año, y todo muestra que pronto le seguirán otros. Es lo que ocurre cuando se practica la medicina ilegalmente y la gente muere, tarde o temprano, las autoridades dejan de hacer oídos sordos e intervienen.

Tampoco mencionarán que durante 2012 el mismísimo padre de David Miscavige -líder de Scientology desde la muerte del fundador de la secta L. Ron Hubbard en 1986-, Ron Miscavige Sr., ha abandonado la secta, siendo el último miembro de la familia Miscavige que quedaba, ya que años atrás su sobrina Jenna Miscavige (que en días publicará un libro sobre su vida en la secta) se había escapado junto con sus padres. Y como si esto fuera poco, este 2012 la nieta favorita del fundador L. Ron Hubbard, Roanne Leake, también abandonó la secta.

No creemos que les cuenten que en Francia a principios de año confirmaron la sentencia en su contra de 2009, donde fueron condenados por estafa a una multa de 600.000 Euros, y cinco de sus responsables fueron sentenciados a penas de entre dos años de cárcel exentos de cumplimiento y varios miles de Euros.

Tampoco creemos que les digan que en Bélgica los está investigando la Justicia (nuevamente) acusándolos de ser una asociación criminal, sospechosos de extorsión, fraude, práctica ilegal de la medicina y violaciones de la ley de protección de la privacidad.

Quizás aprovechen el evento para continuar la campaña de propaganda negra que han emprendido desde su revista “Freedom” contra los Servicios de Protección de Niños (CPS, Child Protection Services) en Estados Unidos, que los investiga por el trato de la secta hacia los niños.

No creemos que hablen de que pese a sus declaraciones de expansión, por cada nueva “Organización Ideal” que abren alrededor del mundo, cuatro o más de sus edificios cierran. Y este efecto dominó no está haciendo otra cosa más que crecer.

Si quieren aguarles la fiesta y demostrarles que no los queremos en Argentina por sus violaciones sistemáticas a los derechos humanos, abuso laboral y sexual infantil, práctica ilegal de la medicina e infiltración política (entre muchos otros crímenes que cometen), pasen en algún momento del 31 de Diciembre de 2012 por Ayacucho 1050 en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires o San Lorenzo 2088 en la Provincia de Santa Fe y háganlo pacífica y legalmente. Sean precavidos, no reaccionen a sus provocaciones, capturen todo en fotos y video y envíennoslo para difundirlo. Si no pueden, al menos colaboren compartiendo esto por todas partes para informar a toda la gente que puedan.

Sigan al Proyecto Chanology de Anonymous en Argentina en su épica lucha contra la secta destructiva "Iglesia de Scientology" (Cienciología) en:

Blog de Anonymous Argentina http://anonymousdeargentina.blogspot.com/
Twitter de Anonymous Argentina https://twitter.com/#!/AnonymousARG
Página de Facebook de Anonymous Argentina https://www.facebook.com/AnonymousAR
Canal de Youtube de Anonymous Argentina http://www.youtube.com/user/AnonymousArgentina

jueves, 27 de diciembre de 2012

Intrépidos, desafiantes y decididos - Propaganda de la International Association of Scientologists (IAS)



Mirror de https://www.youtube.com/watch?v=5n9_IZqRoHU&list=UUgePDlt_RctUhFYg9tk_9iw&index=3 . En 2011 el usuario de Youtube OpenComments tomó este video del canal aosheustaff (Staff de AOSHEU, "Advanced Organization Saint Hill Europa" de la secta "Iglesia de Scientology, o Cienciología), quienes al poco tiempo desactivaron la opción que permitía a los usuarios dejar comentarios, luego borraron el video, y también el canal. Scientology quiere mantener cosas como este video secretas, sólo disponibles para su -nunca tan literal- público cautivo, pero no logran entender como funciona internet.

El video fue realizado por la gente de la Advanced Organization Saint Hill Europa (Dinamarca) sobre una canción del rapero devenido en Scientologist Chill E.B. para la "International Association of Scientologists" (IAS), que elogia no sólo a esta organización sino a cada grupo fachada de la secta. El sectarismo es más que obvio al escuchar que dicen dar soluciones para el mundo y la raza humana entera, ser sencillamente los mejores, que hacen caer psiquiatras y "Personas Supresivas" y otras incoherencias que sólo pueden afirmar quienes tienen el cerebro lavado y se encuentran aislados del mundo real, en la mayoría de los casos incluyendo de sus familias y amigos.

La IAS es una organización Inglesa, supuestamente sin fines de lucro, formada en 1984 por un grupo de Scientologists en Saint Hill Manor en East Grinstead, Sussex, Inglaterra, a la que cada miembro de Scientology debe pertenecer y para lo cual debe pagar, y donar, y donar, y donar, dolorosas cantidades de dinero. Cuanto más donen, más importantes los hacen sentirse, y les dan medallas más grandes, copas, diplomas y conmemoraciones que no tienen ningún valor en la vida real fuera de la secta.

El propósito declarado de la IAS es "Unir, avanzar, apoyar y proteger la religión de Scientology y a los Scientologists en todas partes del mundo, así como lograr las metas de Scientology como las originó L. Ron Hubbard."

El IAS siguió a la "Hubbard Association of Scientologists International" como la organización oficial de membresía de la Iglesia de Scientology, cuando a principios de los 80, aún antes de la muerte del fundador L. Ron Hubbard, David Miscavige -líder de Scientology desde la muerte de LRH en 1986- inició su plan para barrer a la administración anterior para hacerse con el poder a la espera de la muerte del líder. La IAS fue creada como una nueva forma de recolectar fondos independientemente de la organización de la Iglesia de Scientology.

Hay incluso una corporación relacionada llamada la "Foundation International Membership Services Administration, Inc." que hace negocios como "IAS Administrations", que está ubicada en Curazao, y tiene cinco ramas de oficinas en los Estados Unidos, y cuyo propósito es "proveer servicios a miembros de la IAS".

Para que ciudadanos de los Estados Unidos califiquen para deducción de impuestos de sus donaciones  para la IAS, los fondos deben ser pagos a otra corporación conocida como "US IAS Members' Trust", que tiene su oficina en Los Angeles, California.

La membresía de la IAS es abierta para todos los Scientologists en buena relación con la Iglesia de Scientology,y los "beneficios" incluyen un 10% de descuento en materiales de Scientology, y "precios reducidos de donación para entrenamiento y servicios de auditación".

La IAS usa cuotas de membresía para financiar varios programas de alcance público y comités de acción política, incluyendo la "Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos" (Citizens Commission on Human Rights, el grupo fachada de la secta que lucha contra la psiquiatría).

Sigan al Proyecto Chanology de Anonymous en Argentina en su épica lucha contra ls secta destructiva "Iglesia de Scientology" (Cienciología) en:

Blog de Anonymous Argentina http://anonymousdeargentina.blogspot.com/

Twitter de Anonymous Argentina https://twitter.com/#!/AnonymousARG

Página de Facebook de Anonymous Argentina https://www.facebook.com/AnonymousAR

Canal de Youtube de Anonymous Argentina http://www.youtube.com/user/AnonymousArgentina

lunes, 24 de diciembre de 2012

Regalo de Navidad de Anonymous Argentina para Scientology (Cienciología)



Por Petete “Argie” Anon para Anonymous Argentina

Gran error de Scientology Argentina en Facebook
Recientemente uno de nuestros informantes dentro de la secta conocida como “Iglesia de Scientology” (Cienciología) de Argentina nos pasó un dato que no pudimos creer, y aún nos resulta increíble, pero es real: Una persona (miembro de Scientology, cuyo nombre no revelaremos) publicó en una de las páginas de Facebook de Scientology Argentina un video musical de la secta llamado “Sos vos… Soy yo…” (It’s You… It’s me…) que había sido filtrado por un miembro de Anonymous cuyo nombre de usuario de Youtube es “OpenComments” el 2 de Septiembre de 2012.

En la descripción del video, entre otras cosas, se recomienda visitar el sitio crítico sobre Scientology xenu.net  .

Un miembro de Scientology, administrando una de las páginas de la secta, publicando un video de Scientology que fue filtrado por Anonymous, linkeando desde la cuenta de ese Anonymous, no es un disparo en el pie para la persona que lo hizo y para la secta, es una ráfaga de ametralladora en los genitales. Y para nosotros, Anonymous Argentina, además de ser algo muy gracioso, merece fuegos artificiales, con forma de V, V de Venganza, V de Victoria, y V de Verdad.


Para cualquiera fuera de la secta, un error como este puede ser visto como un acto de total estupidez (que demuestra bien claro que Scientology no mejora la inteligencia de las personas, sino todo lo contrario). Pero para los miembros de la secta esto es considerado un alto crimen, un acto hostil, y una sarta de títulos sectarios grandilocuentes.

Sabemos que la persona que tuvo este descuido será castigada, por eso no damos su nombre. Pero también sabemos que estos castigos son los que llevan tarde o temprano a que la gente se canse de la secta, y se vaya. Esto último es nuestro objetivo siempre, por eso luchamos contra Scientology y damos a conocer la verdad de lo que ocurre dentro de la secta desde su creación en los años 50 del siglo 20 (siglo desde el cual, vale la pena mencionar, esta “tecnología”, esta “ciencia” -al contrario de lo que pasa con la verdadera ciencia y tecnología- está estancada por la muerte de su creador en 1986, el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard, que en Scientology aún creen que descartó voluntariamente su cuerpo para continuar sus “investigaciones” más allá de los confines físicos de este mundo).

Sabemos que -como mínimo-  lloverán insultos sobre la Organización de Scientology de Buenos Aires al conocerse este incidente, insultos provenientes de México, España y Estados Unidos, entre otros países que están por encima de Scientology Argentina en la cadena de comando, y sinceramente, lo festejamos. Este es el regalo de Navidad de Anonymous Argentina para Gustavo Adolfo Libardi (Presidente de Scientology Argentina y su “Oficina de Asuntos Especiales”, ¿o deberíamos decir de trabajos sucios?) y todos sus esbirros, víctimas y victimarios. Y por supuesto, para nuestros fieles seguidores, Feliz Navidad para todos.

Para Año Nuevo, tenemos otro regalito que verán en pocos días…


Sobre el video:

Se trata de una de los tantos ejemplos de propaganda de la “International Association of Scientologists” (IAS), formada en 1984, a la que cada miembro de Scientology debe pertenecer y para lo cual debe pagar, y donar, y donar, y donar, dolorosas cantidades de dinero. Cuanto más donen, más importantes los hacen sentirse, y les dan medallas más grandes, copas, diplomas y conmemoraciones que no tienen ningún valor en la vida real fuera de la secta.

Entre varios ilustres desconocidos que aparecen en el video, podemos ver a algunos famosos, y no tanto.

Chick Corea: Estadounidense nacido el 12 de Junio de 1941 en Chelsea, Massachusetts. Pianista, tecladista y compositor de Jazz ganador de múltiples premios Grammy. En los 60 participó del nacimiento del Jazz Fusión integrando la banda de Miles Davis, luego creó el grupo “Return to Forever” formando equipo con otros virtuosos instrumentistas. Durante los 80 y 90 continuó con sus colaboraciones con músicos como Gary Burton. Junto a Herbie Hancok y Keith Jarret, Chick Corea es considerado uno de los más influyentes pianistas posteriores a Bill Evans, McCoy Tyner y John Coltrane.

Chick Corea descubrió “Dianética” (Dianetics), la obra principal de L. Ron Hubbard, en 1968, y a comienzos de los 70 desarrolló un interés por las novelas de ciencia ficción de este autor. Corea dice que Scientology lo ayudó a profundizar sus relaciones con otros y a encontrar un camino renovado. Durante todos sus álbumes posteriores Corea menciona que L. Ron Hubbard ha sido una continua fuente de inspiración. Ambos se escribieron cartas hasta la muerte de Hubbard en 1986, y Corea tuvo tres apariciones estelares en el álbum de Hubbard de 1982 “Space Jazz: The Soundtrack of the Book Battlefield Earth”, mencionando “Hubbard fue un gran compositor y tecladista. Hizo muchas, muchas cosas. Era un verdadero Hombre Renacentista”. También afirmó que en los 70 Scientology se volvió una profunda influencia en su dirección musical “Ya no quería satisfacerme. Realmente quiero conectarme con el mundo y hacer que mi música signifique algo para la gente”.

Tapa del disco de Chick Corea titulado "ARC" inspirado en Scientology

Aún luego de la muerte de Hubbard hasta la actualidad, Chick Corea ha participado de eventos, videos musicales, recaudaciones de fondos y campañas de todo tipo de los varios grupos fachada que posee la secta.


Chill E.B. promocionando un evento
de la International Association of Scientologists (IAS)
Chill E.B.: Su carrera comenzó en 1985 tras mudarse de Dallas, Texas al norte de California, donde conoció a dos personas consideradas los mejores rappers del pueblo, con quienes formó un grupo. “Let’s Roll” fue su primer intento solista, tuvo éxito con algunas otras canciones y obtuvo trabajo en publicidades para televisión. Promocionar las consolas y juegos SEGA fue uno de sus trabajos regulares. Hasta que la Guerra del Golfo comenzó en Irak y Chill E.B. tuvo una epifanía, que llevó su música a concentrarse en temas sociales. Hizo algunas canciones más, y tras algunos éxitos como una aparición junto a la “California Symphony” en 1994 se retiró de la industria de la música y el entretenimiento.

Pero hace un par de años reapareció repentinamente. Lanzó su primer proyecto con su propio sello discográfico, “Kathartic Music Group”, y grabó la canción y video “Y’all Busted”, cuya letra condena a la psiquiatría por drogar niños por enfermedades mentales que, según Chill E.B. , Scientology y varios de sus grupos fachada, no existen.



Chill E.B. suele dar evasivas cuando se le pregunta si es un miembro de Scientology, pero desde su regreso las temáticas de sus canciones no sólo han adoptado las de la secta, sino que ésta lo promociona y él actúa mayoritariamente para ellos en sus eventos, además de vestir una campera con los logos de la secta y sus grupos fachada, como el de la “Comisión de Ciudadanos por los Derechos Humanos” (CCHR, Citizens Comission on Human Rights), que combate a la psiquiatría acusandola de haber planeado el exterminio de 8 millones de Judíos durante la Alemania Nazi, de haber convertido a Hitler en un demente, y locuras por el estilo.


Chill E.B. sigue haciendo canciones y videos no sólo contra la psiquiatría y la industria farmacéutica -que supuestamente droga a los chicos por placer y maldad-, a quienes combate verbalmente con el mismo odio que lo hace Scientology y el CCHR, sino que hasta ha hecho una canción para la “International Association of Scientologists” (IAS) cuyo título es “Dauntless, Defiant, and Resolute”.



Es triste ver como alguien que en sus comienzos hablaba en sus canciones como “Menace to Society” del trato injusto hacia la comunidad negra, el racismo y los preconceptos, la dificultad para encontrar trabajo, ha dado tan brusco giro dedicándose a defender agresivamente los intereses de la “Iglesia de Scientology”, conocida por su racismo y doble moral, además de ser una secta que separa familias, fuerza a sus miembros de la “Organización del Mar” -la rama paramilitar de Scientology- a abortar, y abusa de menores, laboral y sexualmente.



Kate Ceberano: Nacida el 17 de Noviembre de 1966 en Australia, dentro de la secta, tercera generación de Scientologists en su familia. Es una cantante que logró el éxito en los géneros del Soul, Jazz y Pop, así como en sus breves incursiones en musicales como “Jesucristo Superstar” y en cine. También alcanzó el éxito como compositora con el hit “Pash” en 1998. Comenzó a cantar en pubs y clubs a los 14 años (aún siendo ilegal en Australia) y a lo largo de su carrera publicó una cantidad de discos y recibió varios premios. Scientology es su vida, y suele molestarse cuando se le pregunta al respecto en entrevistas, a menos que estas sean amigables para con la secta. Niega que en ella crean en extraterrestres, y apoyó varias campañas “educativas” de los grupos fachada de la secta dedicados a ello. Además, sostiene que la psiquiatría y las farmacéuticas son el mal del universo y que los niños no deberían ser medicados, negando que las enfermedades psiquiátricas sean reales. Dicen que la mala fama que posee Scientology se debe a la publicidad de las empresas farmacéuticas en los medios de comunicación. El mismo discurso ignorante y fanático que sostienen todos los miembros de la secta, palabra por palabra.


Jive Aces: Ganadores del BBC TV “Oportunity Knocks”, se formaron en 1989 y fueron semifinalistas en Britain’s Got Talent en 2012. Es una banda Británica de seis integrantes de Jive y Swing con varios álbumes y singles. Han tocado en varios festivales en distintos países. Cuando en sus comienzos se interesaron por Scientology, el único miembro que no lo hizo abandonó la banda al no gustarle el nivel de fanatismo que sus compañeros adquirían. Suelen apoyar las campañas “Di no a las Drogas” (Say No to Drugs) de Scientology desde 1996 dando panfletos y “concientizando” sobre las drogas de una forma que ha resultado controversial en muchas ocasiones. Son conocidos por haber dado shows 300 veces al años de una forma muy enérgica que ellos atribuyen a las “soluciones aplicables de los principios religiosos de Scientology”. También suelen recaudar firmas para enviar a los Miembros del Parlamento Británico, pidiendo una educación más efectiva acerca de las drogas en las escuelas. Lo mismo que hace el Presidente de Scientology Argentina, Gustavo Adolfo Libardi, pero sin el talento ni el carisma de esta banda, yendo a lugares como la reserva ecológica y sin ofrecer nada artístico, ni música, ni nada, sólo panfletos de la secta y sus grupos fachada, un discurso memorizado y repetitivo, miradas vidriosas y sonrisas mecánicas.


Lista completa de las celebridades (y no tanto) que aparecen en este video promocional de la secta "Iglesia de Scientology" (Cienciología):

Kate Ceberano
John King
David Campbell (Beck's dad)
Judy Bachar
Alberto Plaza
Christian Durocher
Raven Kane (Beck's stepmom)
Michele Henderson
Brenda Cifuentes
David Pomeranz
Hana-li
Kelly Silber
Rianna Moscaritolo
Maari
Michael Duff
Caralyn Percy
Elena Roggero
Jim Meskimen
Rob Meister
Jesse Stevenson
Chill E.B.
Rev. Alfreddie Johnson
Julius Dilligard Jr.
Yana Podkar
Chick Corea
Gayle Moran (Chick Corea's wife)
Stanley Clarke
Mark Isham
Andrik Schapers
The Jive Aces
Ali Helnwein (Gottfried Helnwein's son)
The Flag Band
Mad Hatter Studios Band


Sigan al Proyecto Chanology de Anonymous en Argentina en su épica lucha contra ls secta destructiva "Iglesia de Scientology" (Cienciología) en:

Blog de Anonymous Argentina http://anonymousdeargentina.blogspot.com/
Twitter de Anonymous Argentina https://twitter.com/AnonymousARG
Página de Facebook de Anonymous Argentina https://www.facebook.com/AnonymousAR
Canal de Youtube de Anonymous Argentina http://www.youtube.com/user/AnonymousArgentina

viernes, 21 de diciembre de 2012

Scientology (Cienciología), Una Fe A La Venta (Inglaterra, Granada Television, 1968)



Por Petete "Argie" Anon para Anonymous Argentina

“Scientology (Cienciología), Una Fe A La venta” (Inglaterra, Granada Television, 1968). La primera mirada sobre la secta “Iglesia de Scientology” (Cienciología) del hombre que luego de este documental realizaría el brillante “El Menguante Mundo de L. Ron Hubbard”. La popularidad de esta emisión impulsó en la serie “World in Action” (Mundo en Acción) el rastreo de Hubbard para la continuación, indagando más profundamente en el mundo de la secta y produciendo la que fue la primera entrevista filmada al fundador de este grupo multinacional de la estafa cuando comenzaba a adquirir tintes totalitarios acordes con la mentalidad de su creador.


En este documental vemos la euforia, los ojos vidriosos y las sonrisas mecánicas de los miembros de la secta, víctimas de su lavado de cerebro que igual que hoy día ocurre, les hacía pensar que esta secta era la única respuesta para los problemas de la humanidad y la única forma de salvar al mundo, utilizando la pseudociencia y la falsa tecnología creada por un escritor de ciencia ficción devenido en guru para engañar ingenuos.

Aquí podemos ver cosas del bizarro mundo de Scientology como el primer modelo de e-meter (el Mark V), la práctica de sus estudiantes con muñecos, el autoconvencimiento constante de sus miembros sobre la infalibilidad de todo aquello relacionado con Scientology (por el efecto del lavado de cerebro y porque además, en Scientology, dudar es considerado un alto crimen, dando la mezcla de ambos factores seguidores fanáticos que defienden lo que los destruye, temerosos de poder darle la espalda al mundo y las únicas herramientas que pueden salvarlo). Pero también vemos los testimonios de los primeros disidentes del grupo, considerados por Hubbard enemigos a los cuales es correcto destruir de cualquier modo posible, como indican las políticas de “Juego Justo” (Fair Game) de la secta.

Encontrá éste y más documentales revelando la verdad sobre Scientology en la sección "Documentales" del blog de Anonymous Argentina

Sigan al Proyecto Chanology de Anonymous en Argentina en su épica lucha contra la secta destructiva "Iglesia de Scientology" (Cienciología) en:

Blog de Anonymous Argentina http://anonymousdeargentina.blogspot.com/
Twitter de Anonymous Argentina https://twitter.com/#!/AnonymousARG
Página de Facebook de Anonymous Argentina https://www.facebook.com/AnonymousAR
Canal de Youtube de Anonymous Argentina http://www.youtube.com/user/AnonymousArgentina

sábado, 8 de diciembre de 2012

Gustavo Adolfo Libardi Presidente de la secta Iglesia de Scientology (Cienciología) Argentina en Almorzando con Mirtha Legrand junto a Alfredo Silleta y Sergio Carreras 2010


Por Petete "Argie" Anon para Anonymous Argentina

El 14 de Diciembre de 2010 Gustavo Adolfo Libardi -Presidente de la secta destructiva conocida como “Iglesia de Scientology” (Cienciología) en Argentina- fue invitado al programa de TV “Almorzando con Mirtha Legrand” junto a los periodistas especializados en sectas Alfredo Silleta y Sergio Carreras del Diario “La Voz del Interior” de la provincia de Córdoba.

La confrontación fue muy interesante. Los periodistas arrinconaron a Libardi en repetidas ocasiones, y todo el entrenamiento de Scientology no le alcanzó a su presidente local para ocultar su incomodidad.

En estos clips podemos ver el intercambio entre ellos hablando sobre temas como la instalación ilegal de una carpa de los “Ministros Voluntarios” de Scientology en la plaza frente a la Municipalidad de Córdoba para reclutar gente (que fue rápidamente removida por las autoridades luego de las quejas de los habitantes de la zona), o el desafortunado y vergonzoso reconocimiento como religión que le fuera concedido a la secta de la Cienciología por parte de la Secretaría de Culto de la Nación.

Si alguien tiene grabado el programa completo (o puede decirnos donde conseguirlo) se agradecerá que se comunique con nosotros.

Sigan al Proyecto Chanology de Anonymous en Argentina en su épica lucha contra ls secta destructiva “Iglesia de Scientology” (Cienciología) en:

Blog de Anonymous Argentina http://anonymousdeargentina.blogspot.com/
Twitter de Anonymous Argentina https://twitter.com/#!/AnonymousARG
Página de Facebook de Anonymous Argentina https://www.facebook.com/AnonymousAR
Canal de Youtube de Anonymous Argentina http://www.youtube.com/user/AnonymousArgentina

martes, 20 de noviembre de 2012

Juez niega haber sido un peón de Scientology (Cienciología)



Por Mike Deeson Periodista
Traducido por Petete “Argie” Anon para Anonymous Argentina
Lunes 18 de Noviembre de 2012

Clearwater, Florida -¿Conspiró la Iglesia de Scientology para encubrir la muerte de una lugareña? Tenemos más en nuestra investigación exclusiva.

Lisa McPherson murió bajo circunstancias misteriosas en 1995, pero el abogado que representa a su familia dice que Scientology aún trata de evitar que ayude a otras familias con reclamos contra la iglesia.

McPherson era una miembro antigua de la Iglesia de Scientology cuando murió en 1995. Pero luego que murió, muchos tuvieron preguntas sobre las circunstancias de su muerte, incluyendo a su familia.

El abogado Ken Dandar ayudó a la familia de McPherson a batallar contra la iglesia, pero años después, la Iglesia aún trata de evitar que Dandar ayude a otras familias.

Según Dandar, “Algo no huele bien.” Le preguntamos qué debería pensar el público cuando ve esto y agrego “Algo malo está ocurriendo en el Condado de Pinellas.”

Dandar están hablando sobre cómo la iglesia resolvió el caso de Lisa McPherson. Un ex-Scientologist de alto rango, Marty Rathbun, dice que el Juez del Condado de Pinellas a cargo del caso de Lisa McPherson, el Juez Robert Beach, nunca debería haberse reunido con el abogado de la iglesia Lee Fugate sobre el caso.

Según Rathbun “Fugate estaba convenciendo a Beach de que este caso no tenía nada que ver con la justicia, que no tenía nada que ver con recompensar, que era un grupo de parientes hambrientos de dinero que no se preocupaban por Lisa McPherson.

Sin embargo el Juez Robert Beach dice, “Nunca tuve ninguna conversación con Scientologists fuera del tribunal.

El Juez Beach también afirma que no entiende siquiera por qué el Juez Federal Stephen Merryday sugirió que era posible que el estaba trabajando como un sustituto de la iglesia.

Cuando preguntamos a Beach “¿Que hay de cuando Merryday dijo que usted fue un sustituto de Scientology?”, Beach dijo, “Eso me molesta también. Todavía me pregunto por que hizo esas declaraciones.”

Pero Dandar, quien está demandando a la iglesia diciendo que violó sus derechos civiles, dice que los problemas van mucho más allá de un Juez.

Las implicaciones no solo involucran a abogados y un juez, involucra a la policía.


Fuente:

domingo, 18 de noviembre de 2012

Demanda Federal: Scientology (Cienciología) gastó 30 millones para encubrir la muerte de Lisa McPherson



8:27 PM, Nov 16, 2012

Traducido por Petete "Argie" Anon para Anonymous Argentina

Tampa, Florida -- Cuantiosos cargos en una Demanda Federal involucrando a la Iglesia de Scientology (Cienciología). Incluye acusaciones de deshonestidad y a algunos de los miembros más respetados de la profesión judicial y legal.

Las acusaciones provienen del ex hombre número-dos en la organización, e implica lo que el dice que es un encubrimiento multimillonario de la muerte de una mujer al cuidado de Scientology.

La mujer en el centro de todo es Lisa McPherson, quien murió en 1995 tras estar involucrada en un accidente de tránsito menor.

En el momento del accidente, McPherson quien era una miembro de la Iglesia de Scientology, dijo que necesitaba ayuda psiquiatrica. En cambio, los miembros de la iglesia la llevaron al Fort Harrison Hotel para cuidarla.

Solo 17 días después, Lisa McPherson estaba muerta.


La muerte de McPherson generó emotivas protestas cerca del Cuartel General de Scientology en Downtown Clearwater, una demanda de su familia -como algunos acusaron ellos la dejaron morir y la vieron morir- y el enjuiciamiento criminal de la Oficina de la Fiscalía del Estado de Pinellas. 

La Iglesia fue acusada de un delito grave en segundo grado por practicar medicina sin licencia, y abusar de un adulto incapacitado.

Sin embargo, los cargos fueron retirados luego que la Médica Forense de Pinellas Joan Wood cambió la causa de la muerte de desconocida a accidental.

Marty Rathbun, el ex hombre número-dos en Scientology, afirma que la organización inundó de regalos al abogado de la Medica Forense, Jeff Goodis, para influir en ella para que cambiara la causa de la muerte. 


Una vez que eso ocurrió, la causa penal se vino abajo.

Además, Rathbun dice que la Iglesia contrató otro abogado, el ex fiscal Lee Fugate, para tener reuniones Ex parte ilegales con jueces involucrados en el caso.

Rathbun dice,"Escuchen. Lee Fugate, su valor era el apalabrar. De hecho, eso es lo que David Miscavige y yo solíamos decir. Mandemos a Lee para ganárselo; usemos a Lee para ganárselo."

En la demanda, Rathbun sostiene que la Iglesia de Scientology gastó al menos 30 millones de dólares para lograr que se retiraran los cargos, y atenuar los daños y perjuicios en la demanda civil.


Jeff Goodis niega los cargos y el Fiscal Lee Fugate dice que no puede comentar sobre una demanda federal, pero seria chocante creer que algunos de los jueces top de Pinellas pudieran estar involucraddos en una actividad ilegal como esta.

Sin embargo Ken Dandar, el abogado que representó a la familia de McPherson contra la iglesia, dice, "Quizas el Sr. Rathbun no sabe de lo que está hablando, y quizás todo sea su imaginación. No lo pienso..."

Dandar dice que la organización ha ido detrás suyo. Dice que el abogado Wally Pope y el Juez Robert Beach han reclamado ilegalmente los documentos del acuerdo del caso de McPherson.

Documentos que incluyen lo que se llama “restricción de práctica" para que Dandar nunca más pueda volver a demandar a Scientology.

Dandar agrega," Si lo que se me dijo es correcto, iré detrás de la gente que ha corrompido el sistema, e iré por los miembros del sistema que han sido corrompidos."

No pudimos contactar al Juez Robert Beach ni muchos otros de los Jueces nombrados en la demanda legal.

El Fiscal Wally Pope nos dijo que no comentará a los medios y nadie de la Iglesia de Scientology devolvió nuestros llamados.

Pero, tarde el Viernes, Pope presentó una demanda en nombre de Scientology para que se descarte todo lo del testimonio de Marty Rathbun.

Habrá una reunión de emergencia en la Corte Federal el Lunes.


FUENTE:
http://www.wtsp.com/news/article/282987/34/Federal-suit-Scientologist-spent-30-mil-to-cover-death


lunes, 29 de octubre de 2012

Código de Conducta



El siguiente video está destinado como guía para Anonymous, preparándose para accionar en su primera manifestación pública en la vida real. También proveerá un repaso para aquellos de ustedes que hayan experimentado con esta modalidad de petición.

El propósito de la manifestación en la sociedad occidental moderna es el llevar un mensaje al público. De acuerdo con este objetivo Anonymous ha trazado 22 reglas que Anonymous puede seguir en orden de asegurar Epic Win y no poder Hit Points por tu parte.

Regla Número 0: Las reglas 1 y 2 de Internet aún aplican. Tus Memes no son, en este momento, algo que el mundo real pueda apreciar.

Aunque diálogo meme entre compañeros Anonymous es aceptable, concentrate en el objetivo y mantenelo al mínimo.

Regla Número 1: Mantené la calma.

Regla Número 2: Mantené la calma. Especialmente cuando te acosen.

Sos un embajador de Anonymous. Aunque individuos tratando de desbaratar tu manifestación lleguen a tus nervios, no debés perder los estribos. Hacerlo dañará la protesta y manchará la reputación de Anonymous.

Regla Número 3: Cumplí con las órdenes de los oficiales de las fuerzas de la Ley por encima de todo.

Hacer lo contrario es dañino para la manifestación en su conjunto y puede comprometer tu desempeño como ser humano.

No pidas números de placa a menos que estés siendo tratado de una manera muy abusiva, ya que hacerlo enojará a los oficiales.

Regla Número 4: Notificá a los funcionarios de la ciudad.

La mayoría de las jurisdicciones o bien tienen reglas sobre protestas públicas, o prefieren ser notificadas de que están teniendo lugar.

Conocé las reglas de tu jurisdicción y regite por ellas.

Regla Número 5: Siempre estar en la vereda de enfrente del objetivo que es protestado.

Regla Número 6: En la ausencia de una calle, encontrá otra barrera natural entre el objetivo de protesta y vos.

Eso hará más difícil para individuos hostiles a tu causa venir a acosarte.

Regla Número 7: Permanecé en propiedad pública. Podés ser acusado de intrusar si no lo hacés.

Regla Número 8: No violencia.

Regla Número 9: No armas. La manifestación es un evento pacífico. Tus armas, no las necesitarás.

Regla Número 10: No alcohol ni bebida previa. Violar esta regla precipitará fácilmente una violación de las reglas 1 y 2.

Regla Número 11: No graffiti, destrucción o vandalismo.

Regla Número 12: Si querés hacer algo estúpido elegí otro día. Esto debería explicarse por sí mismo.

Violaciones de estas reglas durante una manifestación mancharán la reputación de Anonymous, dañarán la manifestación misma y te dejarán vulnerable a la atención de las fuerzas de la ley.

Regla Número 13: Anonymous es Legión. Nunca estés solo.

El aislamiento durante una protesta te marca como un blanco para "manejadores" que deseen provocar una reacción de ira tuya y de otros hostiles.

De acuerdo con este principio... Regla Número 14: Organizar en escuadrones de 10 a 15 personas.

Regla Número 15: Uno o dos megáfonos por escuadrón.

Un megáfono es útil para mantener la cohesión general de una manifestación y esparcir tu mensaje. Sin embargo, demasiados confudirán al público y te dejarán sordo.

Regla Número 16: Conocé el código de vestimenta.

Formar un código de vestimenta floja pero razonable para los miembros de la protesta ayudará a mantener cohesión y hacer que el público te tome en serio.

Regla Número 17: Cubrí tu cara. Esto evitará tu identificación por videos tomados por hostiles, otros manifestantes o seguridad.

Usá bufandas, sombreros y anteojos de sol. No son necesarias máscaras, y ponérselas en el contexto de una manifestación pública está prohibido en algunas jurisdicciones.

Regla Número 18: Llevá agua.

Regla Número 19: Usá buen calzado.

Seguir estas reglas asegurará tu comodidad durante la manifestación. Mantené en mente que las manifestaciones a menudo pueden ser bastantes largas.

Regla Número 20: Carteles, volantes y frases, tenelas listas.

Asegurate que los carteles son lo suficientemente grandes para leerse.

También asegurate que el texto en tus carteles y tus frases son pertinentes al objetivo de la protesta.

Regla Número 21: Prepará flyers legibles, sencillos y precisos para dar a quienes deseen saber más sobre las motivaciones detrás de sus acciones.

Por último, Regla Número 22: Documentá la manifestación.

Videos y fotos del evento pueden usarse para corroborar tu lado de la historia si se involucran las fuerzas de la Ley.

Además, postear imágenes y videos de tus heroicas acciones por todo internet está atado a generar win, exhortando a otros Anonymous a seguir tu glorioso ejemplo.

Si seguís estas simples reglas el éxito de tus acciones está virtualmente asegurado.

Sin embargo, tené en mente que el éxito de la manifestación como un todo depende del buen comportamiento de todos aquellos que participen.

Ignorá estas reglas a tu propio riesgo. Seguilas, y la victoria será tuya.

Somos Anonymous.
Nosotros no perdonamos.
Nosotros no olvidamos.
Espérennos.

Mirror de https://www.youtube.com/watch?v=-063clxiB8I lanzado el 1 de Febrero de 2008. Traducido y subtitulado en castellano por Petete "Argie" Anon / Ozymandias Veidt para Anonymous Argentina.
Blog de Anonymous Argentina http://anonymousdeargentina.blogspot.com/
Anonymous Argentina en Youtube http://www.youtube.com/user/AnonymousArgentina
Twitter de Anonymous Argentina http://twitter.com/AnonymousARG

martes, 23 de octubre de 2012

Gerry Armstrong, ex archivista de L. Ron Hubbard, habla sobre Anonymous


Por Petete "Argie" Anon para Anonymous Argentina.

Esta entrevista es un extracto del documental “Wall of Fire” producido en Dublín, Irlanda. En ella Gerry Armstrong, Ex-Scientologist, habla de su relación con Anonymous desde el lanzamiento del Proyecto Chanology en 2008, y de como el anonimato permite a muchos impostores y gente con otros intereses hacer toda clase de actos criminales bajo el disfraz de Anonymous pero no teniendo nada que ver con el movimiento.

Gerry Armstrong era un miembro de la Organización del Mar (Sea Org, el cuerpo paramilitar de la “Iglesia de Scientology” -o “Cienciología”-, que no es más que un gran grupo de trabajo esclavo de la secta). Escaló rangos hasta llegar a convertirse en el archivista personal del fundador de Scientology, el escritor de ciencia ficción L. Ron Hubbard. En 1980 fue puesto a trabajar con el autor Omar Garrison, a quien Scientology le había encargado escribir una biografía oficial del líder, LRH.

Para este trabajo, entre otras cosas Gerry pidió los registros de guerra de Hubbard de la Marina y sus transcripciones de la George Washington University, donde Hubbard había estudiado la carrera de Ingeniero Civil. Entonces descubrió un tesoro escondido de verdadero material del pasado de Hubbard, y su alegría inicial se convirtió en preocupación por la evidencia documentada que revelaba que Hubbard y Scientology mentían sobre el verdadero pasado de LRH.

Entre otras cosas, lejos de ser el héroe de guerra que proclamaba, Hubbard había sido dado de baja de la Marina en Diciembre de 1945 por incompetente (luego de disparar contra submarinos Japoneses inexistentes y practicar disparando contra una isla de México arriesgando el comienzo de una guerra durante su breve estadía al mando de dos embarcaciones), y en la universidad además de tener generalmente muy bajas notas había reprobado Física y abandonado sus estudios, aunque dijera al mundo que era un Físico Nuclear.

Gerry Armstrong instó a distinta gente en Scientology a corregir los “errores” y contar la verdadera historia de L. Ron Hubbard, explicando que si el público descubría que la historia de Hubbard era una sarta de mentiras serían menos propensos a creer en sus enseñanzas de Scientology.

El resultado fue la expulsión de Gerry Armstrong de Scientology tras haber sido declarado “Persona Supresiva” por la secta, y décadas de acoso sistemático siguiendo la infame política de “Fair Game” (Juego Justo) de Scientology, con trampas, amenazas y atentados contra su vida, además de demandas legales, lo cual continúa hasta la actualidad.

Los documentos que Gerry envió a Omar Garrison se volvieron la principal preocupación de Scientology, que lo demandó por hacerlos públicos. El Juez Paul G. Breckenridge falló en favor de Gerry y su decisión es hasta la fecha una de las más cáusticas acusaciones contra Scientology.

Gerry llegó a un acuerdo con Scientology para no hablar sobre los abusos sufridos dentro de la secta, pero no se dio cuenta que al firmar el acuerdo Scientology continuaría difamándolo y atacándolo, llegando al punto de enviarle espías para tenderle trampas que los habilitaran para volver a demandarlo legalmente.

En 1984 David Kluge y Mike Rinder lo contactaron pidiéndole ayuda para reformar Scientology desde adentro. Gerry accedió a encontrarse con ellos sin saber que eran agentes de la “Oficina de Asuntos Especiales” de Scientology que grabarían el audio de sus conversaciones mientras el investigador privado de Scientology Eugene Ingram filmaba sus encuentros en el Griffith Park de los Angeles.

Scientology usó esos tapes secretamente grabados para tratar de arruinar la reputación de Gerry Armstrong. Entonces Gerry empezó a hablar públicamente sobre Scientology para aclarar las cosas, pero al hacerlo fue hallado culpable de romper su acuerdo con la secta. Scientology convenció a una corte de California para emitir una orden judicial permanente contra Gerry.

Con los años las demandas se sucederían, y condenas por cientos de miles de dólares así como 26 días de cárcel. Pero Armstrong, viviendo en Canadá, nunca se presentó a la Corte de los Estados Unidos y no fue encarcelado.

Mientras la secta “Iglesia de Scientology” (Cienciología) da como ciertas las mentiras grandilocuentes de Hubbard hasta el día de hoy, Gerry Armstrong continúa revelando la verdad y protestando contra esta organización criminal, con el apoyo mundial de Anonymous desde el nacimiento del Proyecto Chanology a comienzos de 2008.

Fuentes:








domingo, 14 de octubre de 2012

Anonymous, contra todos y contra nadie (revista digital "Anfibia" Mayo 2012)

Lunes 21 de Mayo de 2012

Guerrilleros de principio de milenio, no todos los anonymous sueñan con hackear el portal del FBI. Las células argentinas son un poco más modestas: luchan contra la Cienciología. Un cronista científico siguió durante dos años a los activistas digitales de la máscara de sonrisa siniestra y se sintió aliviado ante la imposibilidad de una ciberguerra.

Por: Federico Kukso

A las 16.41 de un miércoles de marzo de 2012, un mail hizo el viaje de su vida. Este conjunto de ceros y unos que muchos aún imaginan como una carta comenzó una peregrinación frenética por los servidores de todo el mundo. Salió de algún rincón de Buenos Aires, pasó por Puerto Alegre, Londres, Bangkok, Dallas, Palo Alto, y en menos de diez segundos aterrizó, por fin, en mi casilla de GMail.
Una palabra en el asunto del mensaje. Seis en el cuerpo.
“Hola, tanto tiempo. Tenemos que vernos”.
Y nada más.
Un mail más para borrar, pensé y vi la firma. “Petete”: una de las voces argentinas de Anonymous, una de las tantas caras detrás de la máscara sonriente de la película V for Vendetta, aquellos activistas insolentes, los enemigos a muerte de la iglesia/secta de la Cienciología conocida tanto por su adoctrinamiento de las estrellas de Hollywood como por su lavado de cerebros; llaneros solitarios que sacuden el mundo dentro y fuera de la Web y trazan la última línea de defensa contra la tiranía corporativa global de la secta "Iglesia de Scientology".
Después de dos años de no responder mis mails, de ignorar mis pedidos de entrevista, Petete tenía ganas de hablar conmigo.
“Cuando quieras”, escribí, “decime dónde y arreglamos”.
Send.
F5. Nada. La casilla no se actualizaba.
F5 otra vez.
Y otra.
Ansiedad.
Hasta que segundos después, un nuevo mail.
“En un bar donde se pueda fumar —decía—. O en algún lugar abierto. Quizás el Cementerio de la Recoleta, así le muestro a mi chica lugares de la ciudad. Es yanki. Es una ex-miembro de la Cienciología. La saqué de la secta hace un año”.
Una hora después, luego de atravesar media ciudad, los esperaba frente al cementerio.

***

En 2008, la palabra “anonymous” se repetía con insistencia en la web. No importaba dónde: en sitios porno, chats, páginas de juegos-online. Se venía la ciberguerra. De un lado, los apóstoles de la Cienciología, aquel cuestionado culto creado en 1952 por el escritor de ciencia ficción estadounidense L. Ron Hubbard, defendido por Tom Cruise y su séquito de celebridades. Del otro, un colectivo sin cabeza de hackers y ciberactivistas: los "Anonymous".
Meses después, en youtube apareció un video de dos minutos:



—Hola líderes de la Cienciología —decía una voz metálica, parecida a la emitida por el sintetizador de la silla del astrofísico Stephen Hawking—. Somos Anonymous. Durante años hemos observado sus campañas de desinformación, su supresión del disenso, sus videos propagandísticos en los principales medios. Anonymous ha decidido que su organización debe ser destruida por el bien de sus seguidores, por el bien de la humanidad. Los expulsaremos primero de la red y luego desmantelaremos su iglesia. No tienen dónde esconderse. Porque estamos en todos lados. Por cada uno de nosotros que caiga, diez más tomarán su lugar. Somos anonymous. Somos legión. Nosotros no perdonamos. Nosotros no olvidamos.

Protegidos detrás de sus máscaras de Guy Fawkes, aquel recordado católico inglés que en el siglo XVI intentó sin éxito hacer volar el Parlamento con explosivos y luego fue inmortalizado en la película anarco-futurista V de Vendetta, basada en el cómic de Alan Moore, los miembros de Anonymous parecían hablar en serio con el “Proyecto” u “Operación Chanology”, una campaña de ofensivas virales que sacudió y escandalizó la web.

Más que un video efímero, era una declaración de guerra seguida por envíos de faxes negros y ataques informáticos a los servidores del culto para sacarlos de línea. Todo orquestado virtualmente por este grupo polimorfo que había nacido en 2003 en el sitio 4chang.org. Consensuaban sus acciones en foros en los que cualquier participante podía proponer una acción que luego era refinada con miles de comentarios y votos de aprobación (+1) o de rechazo (-1).

¿Quiénes eran? ¿Qué querían? ¿De dónde habían salido? ¿Qué hacían en privado? ¿De qué se reían tanto?
Desparramé mails en foros secretos, y no tanto. En Whyweprotest.net y sitios no catalogados por Google y en callejones sin salida de la web local, con la misión de encontrar a alguien que formara parte y me explicara todo esto, cara a cara, café de por medio.
Ráfagas de mails.
Nada. Nadie contestaba.



Pero existían. El 2 de  febrero de 2008 Anonymous había hecho su primer coming out. Seguían un código de conducta de 22 reglas detalladas en el video de Youtube "Code of Conduct", entre las que se enumeraba “no violencia”, “no armas”, “no vandalismo”, “traer agua, un anónimo deshidratado no es un anónimo útil”, “cubra su cara”, “nunca esté solo”. Bajo esas reglas, 150 personas habían protestado frente a la Iglesia de la Cienciología en Orlando, Florida, Estados Unidos. Ocho días después, siete mil personas hicieron lo mismo en otras cien ciudades en todo el planeta. Con el sello visual y dramático que los distingue: la máscara de Guy Fawkes, la máscara de la sonrisa siniestra.

Finalmente, yo también pude comprobar su existencia. Un día de 2009 me llegó un mail sin palabras, sin imágenes. El mensaje sólo me incitaba a clickear sobre un link. No suelo hacerlo: pero lo hice. Una nueva página. Había encontrado el primer hilo de dónde tirar. Y tiré.

“Desde el comienzo de nuestra campaña, Anonymous ha revelado o expuesto a la luz pública cientos de actos ilegales, actividades fraudulentas y violaciones a los derechos humanos cometidos por la Iglesia de la Cienciología”, se leía en letras color verde Matrix sobre fondo negro. “A pesar de alegar ser una religión y funcionar como tal, se comporta extrañamente similar a lo que sería una empresa o secta. La Cienciología también ha sido implicada en numerosas fatalidades en cuanto a sus propios miembros, incluyendo el famoso caso de Lisa McPherson”.
La segunda pieza del rompecabezas. La segunda llave.

“Somos un colectivo de individuos unidos por ideas. Probablemente conocés a un Anonymous, aunque no sepas con exactitud quiénes somos. Somos tus hermanos y hermanas, tus padres e hijos, tus superiores y subordinados”, repetía con cierto aire al mítico Manifiesto Hacker escrito en 1986. “Somos los ciudadanos preocupados parados junto a vos. Anonymous está en todos lados y en ninguna parte. Nuestro número constituye nuestra fortaleza. Nuestra voluntad colectiva es la combinación de voluntades individuales. Nuestra mayor ventaja es el conocimiento de los principios fundamentales que compartimos como seres humanos. Este conocimiento es fruto de nuestro anonimato”.

En la Argentina, el debut social de Anonymus fue el sábado 14 de marzo de 2009. Poco tiempo antes la Cienciología había desembarcado en el país detrás de la Asociación Argentina de Comunicación y Cultura. El miércoles 11 recibí un mail en el que me anunciaban el evento. Sería a las tres de la tarde, en Ayacucho 1050, la sede local de Cienciología. El final del mail decía: “No me decepciones”.

Durante el viaje de ida me imaginé la escena. Cientos de hombres enmascarados alzando los brazos con pancartas, cámaras de televisión, la calle cortada, policías gordos transpirando a lo loco mientras contenían a la multitud, sirenas, olor a petardos y desesperación. El caos mismo. Nada de eso. Ni mil, ni cien, ni diez. Los Anonymous argentos eran cinco. Cuatro enmascarados (Petete, Caleb, Hombre sonriente y Anónimo) y una chica a cara descubierta llamada Lizzy. Ahí estaban, contra la sede local de Scientology.

Ni el kiosquero ni la verdulera de enfrente los vieron venir. Doblaron por la esquina, caminaron 50 metros y los cinco comenzaron, sincronizadamente, a repartir panfletos a los que pasaban por ahí.

De repente, Hombre Sonriente abrió su mochila y sacó dos aerosoles rojos con los que pintó las paredes con stencils mientras Petete y Lizzy se congelaban para retratar el momento en fotos que luego subirían a los foros de internet.

—¡Salgan de acá! Están en propiedad privada —gritó el presidente de la iglesia, Gustavo Libardi.
Y sin que nadie se lo preguntara, pareció empezar a defenderse.
— Lo único que nos interesa es ayudar a la gente. No tenemos otras motivaciones.Repartimos libros en la calle sobre la verdad de la droga. Y demostramos lo que hace el abuso psiquiátrico sobre las personas. No estamos en contra de la psiquiatría. Tenemos pruebas contundentes que los psicofármacos dañan.

Los gritos, los movimientos de cuerpos, las máscaras bigotudas de 90 pesos y un hombre desaforado de voz aflautada atrajeron la atención de los vecinos. ¿Una flashmob? ¿La grabación de una película? ¿Una manifestación algo tardía del carnaval? Los pocos y desconcertados taxistas y porteros que fueron testigos de la escena no deben haberlo entendido. Enseguida, luego de calurosos abrazos y palmadas en los hombros, los cinco miembros de Anonymous Argentina, ya se habían ido. Caminaban al grito de: ¡Epic win! ¡Epic win! Una especie de festejo, en un idioma privado.



Esa misma tarde aparecieron en América Noticias, que había cubierto el evento junto a mí, entonces trabajando para el desaparecido diario Crítica de la Argentina dirigido por Jorge Lanata. Pero no alcanzó para que muchos de los vecinos se enteraran de que había sido la primera vez que los cinco —ellos y ella— se veían cara a cara, después de horas de mails, chats, mensajes virtuales y firmas furtivas.

Ya sin la máscara, mientras cruzábamos la avenida Santa Fe en dirección al Burguer King de la esquina, después de pedirme que no los describiera, que no diera señas particulares ni nada que pudiera identificarlos, Hombre Sonriente me contó que se escribían con otros anonymous del mundo.

— No saben dónde queda Argentina pero nos creen cuando les decimos que estamos acá y que lo hicimos: Anonymous es como un cáncer que se desparrama.

Una vez que estuvimos sentados en las sillas del primer piso, Petete, treinta y pico de años, también se sacó la máscara y me contó que había sido oficinista y que ahora trabajaba de webmaster.

—Hicimos esto para que los vecinos supieran al lado de quiénes viven —me dijo mientras tomaba una Coca-Cola gigante—. La mayoría de las personas cree que es una religión cool, de las estrellas de Hollywood. Es cierto: todos, aunque tengan millones de dólares tienen necesidades afectivas. La Cienciología pega por eso: capta a la gente ofreciéndoles soluciones. Primero los reclutan con test de personalidad gratuitos. Mucha gente dice que sí y se sientan y les hacen 200 preguntas y les identifican sus puntos débiles para decirles que están enfermos o en problemas o con ganas de matarse. Te asustan y cuando te das cuenta ya estás adentro.

Después de hablar, antes de que pudiera hacerle preguntas, se levantó y me dijo que los disculpara, tenían que irse. Y se fueron.

***

Dos años después de esta tarde extraña, estaba en el cementerio de Recoleta.

Mientras lo esperaba pensé si Petete querría usarme como portavoz para salir en los medios, si buscaba adoctrinarme o sumarme a las filas de la versión local de Anonymous. Ganas no me faltaban.

En estos dos años, los enemigos de Anonymous se habían multiplicado y diversificado. Los miembros de la organización habían sido acusados de piratas y ciber-terroristas, antes y después de unirse a las protestas globales contra la ley estadounidense antipiratería SOPA. Tras el cierre del sitio Megaupload, gente que dice ser Anonymous atacó a las discográficas “para que aprendieran”. Luego del escándalo de WikiLeaks, varios de sus miembros tumbaron los sitios web del Departamento de Justicia de Estados Unidos, la CIA y el MI6. Y en sintonía con los Indignados españoles y los okupas de #OccupyWallStreet hicieron tambalear a la Bolsa de Nueva York, amenazaron con cerrar Facebook y colapsaron la web del Vaticano. En algo más de dos años, Anonymous había mutado. Se había convertido en otra cosa.

—Nos volvemos a ver —dijo detrás de mí una voz. La misma voz de “¡Epic win! ¡Epic win!”.

Era Petete, sin la máscara de Guy Fawkes pero escondido detrás de unos anteojos negros parecidos a los de Cyclops en las películas de los X-Men. Y su novia.

No recuerdo lo primero que le pregunté. Sé que no fue su nombre o su teléfono. No iba a respondérmelo.

—¿Qué va a ser off the record y qué no? —me dijo—. Ojo, de mí no quiero contarte nada. Decí que mido dos metros, soy rubio y tengo músculos.

Petete no mide dos metros, no es rubio y no tiene músculos.
Se sentó en un banco ubicado frente al primero de los muchos arcángeles del recorrido. Se acomodó la riñonera y con el cigarrillo entre los dientes empezó a susurrar.

—Los pibes que conociste en 2009 fueron mi primera célula, la primera generación —dijo—. Al poco tiempo tuvimos problemas internos. Problemas de egos. Empezamos a chocar entre nosotros y pasaron a atacarme a mí y a otros en vez de luchar contra la secta. Hice un movimiento y con gente de otras partes del mundo le hicimos el vacío a un par de miembros. Y desaparecieron. Yo seguí trabajando: investigando, traduciendo, poniendo cosas en internet. Por eso me dicen Petete: mi misión es informar. A fines de 2010 volvimos como célula con más gente. Y eso que no es fácil conseguir nuevos integrantes.

Petete me contó que lo suyo se trataba de una segunda ola. A meses de la ofensiva viral de Anonymous en 2008, en la Argentina un usuario llamado Zambanón había intentado hacer una protesta contra la Cienciología. Nadie sabe qué pasó: no pudo reclutar a nadie pese a promesas de asistencia en internet, fue solo y salió mal. Petete intentó ubicarlo al saber de su existencia tiempo después pero no tuvo éxito.

—Yo lo primero que hice cuando descubrí Anonymous fue ver si alguien lo había intentado hacer en Argentina —me dijo— ¿Cómo se prepara esto acá? ¿Existe esto acá?, me pregunté. Este flaco, Zambanón, pobre, había intentado iniciar la movida pero no había podido juntar a nadie. Intenté reclutarlo pero ya estaba inactivo.

Un gato se nos cruzó en el camino. Petete suspiró.

— Yo vi a Anonymous nacer. Ahora todo es muy distinto. Antes muy pocos me escribían. Ahora todos los pendejos que se creen hackers me contactan para sumarse al grupo. Los sondeo. Tengo un instinto afilado. Algunos suenan muy espía. Llegué a pedir número de DNI. Siempre están los que se ponen agresivos. Algunos se quedan por un tiempo. Otros van y vienen. Otros van más a protestas. Están los que prefieren actuar en internet. El perfil es muy diverso. Hay quienes estuvieron en la secta y lograron salir. También hay muchos que quieren formar parte de Anonymous por una cuestión de moda, como los nenitos que quieren ser hackers y después terminan metiéndolos en cana.
—¿Cómo? ¿Vos no sos hacker? —pregunté.
—No. Hice cositas en la época de los bbs, en la prehistoria argentina de internet, pero nunca fue lo mío. Desde febrero de 2008 cuando empezó como movimiento activista, Anonymous dejó claro que no era un grupo de superhackers. Por entonces Mark Bunker, periodista ganador de un Emmy, miembro de la "vieja guardia" anti-Scientology, hizo un video mensaje para Anonymous diciendo: "Muchachos, si hackean los van a meter a todos en cana y van a ensuciar el nombre de Anonymous. ¿Por qué, mejor, no hacen protestas e informan al mundo?".


Un video de Anonymous llamado "Call to action" también lo aclaraba: "No sólo somos un grupo de superhackers —decía—. Anonymous es un colectivo unido por la idea de que alguien debe hacer lo correcto, que alguien debe traer luz a la oscuridad, que alguien debe abrirle los ojos a la opinión pública. Queremos que se conozcan los peligros de la cienciología. Queremos que se sepa de la explotación infantil en sus gulags. Queremos que se conozcan los intentos de la cienciología de infiltrarse en el gobierno de Estados Unidos".


Petete es uno de los muchos miembros con verdadera militancia no-hacker de Anonymous Argentina y del mundo.

— Cada vez que salía un grupito hackeando o metiéndose en política dejábamos en claro que ellos no pertenecían a nosotros —dijo Petete.

A fines de 2010, cuando metieron preso al periodista y programador australiano Julian Assange aparecieron grupos de Anonymous que comenzaron a hackear a mansalva. El caso Wikileaks prendió la mecha en el grupo. Se declararon enemigos de los enemigos de Wikileaks y tumbaron a todos los que negaron su apoyo a Assange, como Visa, Mastercard, PayPal o Amazon.

—¿Viviste eso como una ciberguerra? ¿Qué se te pasó por la cabeza?
—Qué se yo. Anonymous se empezó a meter en un montón de "causas nobles". Pasando de repente a usar todo lo que habíamos dejado atrás porque no lo creíamos conveniente, porque era ilegal y manchaba al grupo. Mucha gente comenzó a sospechar y a decir, como yo, que esos no eran Anonymous. Otros, en cambio, no lo vieron como problema; vieron bien que Anonymous se ampliara sin darse cuenta que así perdíamos fuerza.

Una mujer me preguntó algo. Ellos siguieron caminando. Los perdí de vista. Pensé que se habían ido.

— ¿Sabés dónde está la tumba de Perón? —me gritó Petete de lejos.

Luego de alcanzarlos, le pregunté si había advertido algún cambio interno en Anonymous, una especie de golpe de estado desde el último cambio de rumbo.

—No. Anonymous no es organización piramidal o jerárquica donde se bajan órdenes. No hay líderes. Funcionamos en células independientes. Hasta fines de 2010 éramos un colectivo más homogéneo. En una conferencia, Gregg Housh, uno de los fundadores de Anonymous, dijo que la espada de doble filo de Anonymous es que cualquiera se puede calzar la máscara e izar la bandera y hacer cualquiera en nuestro nombre. Por como yo veo la cosa ahora, para mí hay desde grupos políticos tomando desde adentro a Anonymous hasta infiltrados de la Cienciología, nuestros grandes enemigos, que buscan destruirnos.

Frente a la tumba de Aramburu recordé haber leído en alguna parte que en 2011 habían surgido otros grupos locales de Anonymous.

—Sí —respondió Petete—. Nunca nos contactaron, cosa que es misteriosa, pero desde el principio nos robaron logos. Algunos nos linkean pero mezclando con ataques que no tienen nada que ver con nosotros. A mí me suena más a algo armado, para ensuciarnos. No sé. La verdadera lucha es contra la Cienciología. Para mí es contraproducente lo que hacen otros grupos de Anonymous en el mundo. No me parece activismo hackear sitios. No cambiás nada con eso. Te exponés a que te pongan en cana. ¿En España en febrero de este año y el anterior a cuántos perejiles atrapó la policía?

La respuesta: la policía detuvo a cuatro miembros del grupo en el marco de la operación internacional "Exposure". En América Latina fueron acusados otros 21 ciberactivistas de ser los presuntos responsables de ataques a páginas webs de partidos políticos, instituciones y empresas.

—No es cuestión de decirles: 'Chicos, sean buenos, no hackeen'. Cada vez se ponen objetivos más altos, más locos: hackear a la CIA, al FBI, Interpol. Y después caen. Por otro lado, no faltan los que quieren hacer plata con publicidad en sus sitios web o vendiendo máscaras mal hechas y feas.

La fuerza que mueve a Anonymous es la indignación. La voluntad por hacer lo justo cuando la justicia global parece haber fracasado. Pregunté si sus amigos sabían algo de su doble vida.

—Algo —contestó—. Saben partes. Pero mucho no lo entienden. Pasé por Greenpeace pero nunca sentí que fuera una causa que me representara plenamente. Los activistas son geniales pero los líderes y el hecho de contratar telemarketers para sacar más y más dinero de sus miembros son algo que apesta. Y en 2008 me puse a buscar por internet y encontré el mensaje a la Cienciología de Anonymous y me estalló la cabeza. Esto no es un hobby. Muchas veces dejé de juntarme con mi familia por esto. Además, siempre me interesaron las sectas. Y así empecé a entrar en contacto con gente de todo el mundo.

Así fue como Petete —el que no se lleva bien con los abogados, el que escribía cómics de chico, el que no quiere que lo describa— se convirtió en el protagonista de su propia historieta.

—Para mí el único enemigo de Anonymous es la cienciología. Hay otras organizaciones para combatir contra las corporaciones o por otras causas. ¿Por qué desaprovechar nuestro potencial de luchar contra algo contra lo que nadie lucha? La cienciología está más interesada en la guita que cualquier otra secta. Te separa de tu familia, de tus amigos. Es cierto que, muchas veces, no tener líderes nos juega en contra. ¿Que va ser lo siguiente? ¿Anonymous contra el capitalismo? Además, si un día volteás a Mastercard, al FBI, a Interpol y al día siguiente vuelven a estar online. ¿Cuál fue el cambio? ¿Demostrar que sos re pulenta para que después te metan en cana?

De repente, Petete dejó de esquivar mi mirada y reveló por qué recién ahora, después de dos años, había respondido mis mails.

— Dentro de poco va a haber una implosión.
— ¿Una implosión?
— Sí. En cualquier momento, Anonoymous va a explotar desde adentro. Y va a quedar lo que Anonymous originalmente fue: Chanology, o sea, la lucha contra la Cienciología. Estos movimientos de “hackear a Dios” van a terminar desapareciendo. Van a ser limpiados naturalmente. Y Anonymous volverá a ser un grupo de activistas que es lo que creo que hace de Anonymous algo distinto. Pero qué se yo. Quizás deba ocurrir.

Unas semanas después leí en un diario nacional que un supuesto grupo de Anonymous había protestado contra la tarjeta electrónica que permite, en Buenos Aires y alrededores, viajar en subte y en colectivo sin usar monedas. Decían que, en cualquier momento, el Estado puede rastrear qué hacen, dónde viajan los ciudadanos. Para ese grupo de Anonymous el enemigo era la tarjeta SUBE, y paradójicamente para demostrar cuan insegura es al guardar información de los usuarios, se dedicaron a publicar la información personal contenida en su base de datos, exponiendo a los usuarios como acusaban de hacerlo a la empresa.

Y no, las violaciones a los derechos humanos dentro de la secta "Iglesia de Scientology" no les importaba.

FUENTE:
http://www.revistaanfibia.com/cronica/anonymous-contra-todos-y-contra-nadie/pagina-1

sábado, 22 de septiembre de 2012

Carta desesperada de una madre que perdió a su hijo dentro de la Cienciologia (Iglesia de Scientology)


¿CÓMO SE PIDE?


Últimamente en los medios de comunicación de nuestro país hemos visto noticias sobre familias destruidas por sectas y “gurús”. Hay muchos casos concretos de madres que han perdido completamente el contacto con sus hijos. Juan Contreras perdió a su hijo en la secta Fundación Hastinapura que nació en Argentina en 1981. Existen sectas como las del Maestro Mehir (conocido con el nombre de 'Gurú que Odia a las Mujeres'). Están también los padres del caso de la Sociedad de Estudios Antropológicos MIKAO USUI que se valen del Reiki, o los familiares de las víctimas de la Escuela de Yoga de Buenos Aires. Y está mi caso. Soy una madre viuda de 66 años que ha perdido el amor de su hijo Sebastián en manos de Cienciología ("Scientology"), secta que ha sido denunciada en muchos países; en Rusia prohibieron sus libros por ser extremistas y en Francia fue sencillamente prohibida por ser una 'secta destructiva de la personalidad'. Entonces, ¿qué pasa con nosotros acá en Argentina?
 
La “cienciología” fue importada a nuestro país hace pocos años y yo como muchas otras madres pagamos los resultados de la falta de protección de parte de nuestro gobierno, que nos abandona como víctimas de los delitos sectarios. El delito mayor no deja de ser la triste desgracia para una madre de perder a su hijo. Me lo secuestraron mental y físicamente. Si la muerte de un hijo es casi inimaginable, imagínense lo que es el sentir de una madre, cuyo hijo desaparece. No sabemos cómo ni donde está, si está vivo o muerto. Muy astutamente supieron desarrollar en mi hijo el "Síndrome de Estocolmo". Los psicólogos y psiquiatras en este país deberían especializarse en sectarismo para saber identificar y poder diagnosticar los trastornos mentales que desarrollan los adeptos de una secta. Al no especializarse en el fenómeno sectario ni siquiera saben identificar a una persona que ha sido captada por una secta. Como es habitual en estos casos, mi hijo ha sido desconectado del mundo no afín con la secta, sobre todo conmigo y su familia. Yo, sin apoyo ni protección enfrento el dolor y la tribulación por su pérdida; lo único que puedo hacer constantemente es expresar mi súplica y clamor de justicia. Mi corazón quebrantado gime de dolor y le exclama al mundo una amarga suplica de compasión, ¡Por favor, apiádense de mi corazón de madre; escuchen mi reclamo de justicia! Nadie sabe cómo se me parte el alma; lo terrible que es no saber nada de mi hijo.
   
Las sectas juegan con la mente de los adeptos. Así lo han hecho con mi hijo, Sebastián. Increíblemente le han hecho creer que deseamos su mal y que no nos debe escuchar ni hablar, pues “le odiamos”. Todo es un juego mental, así funciona el 'lavado de cerebro'. 'El fin justifica los medios' es el lema de las sectas, sobre lo cual quedan convencidos los adeptos, creyendo que su secta trae para el mundo la salvación. Pero el real objetivo de una secta es el de seguir ocultando sus crímenes a los mismos adeptos, para poderles utilizar como esclavos, sin derechos. Les enseñan a engañar y a mentir por el bien de la secta y del líder. Se valen de una falsa protección que disfraza su fuerte presión grupal intimidatoria, de castigos y del terrorismo, acompañados por la culpa inducida y mal intencionada.
     
La verdad es que nadie puede amar más a Sebastián de lo que le amo yo, sus hermanos y familia. Sin embargo, han logrado el que nos desprecie y odie, manipulado con las mentiras del captador. Nos han destruido la tranquilidad, la felicidad y el amor familiar. ¡Nada es lo mismo sin él! Su ausencia tan solo produce gran aflicción en mi hogar.
   
Mi clamor es el de una madre llena de dolor, que sabe lo que muchas familias, hijos y padres sufren. ¡Cuánto quisiera volver a abrazar a mi hijo! Y a la vez digo: ¡¿No hay nadie que me socorra ante esto?!
   
¡Perdí a mi hijo, desaparecido! Seguiré luchando por él. A las madres víctimas que estén leyendo este reclamo de justicia, si alguna lee mi súplica, apiádense de mí y apóyenme. Ustedes saben mejor que nadie lo que es perder un hijo. A pesar de la indiferencia de este gobierno, ayúdenme, no me abandonen en la desolación. Si alguien se apiada de mi lamento y por misericordia desea darme la mano y apoyarme

Eva Irma Rodríguez de Stinga


Más información sobre este caso en:
http://anonymousdeargentina.blogspot.com.ar/2011/06/en-san-luis-scientology-tambien-separa.html