viernes, 4 de abril de 2014

Scientology (Cienciología) a juicio en Bélgica

Extraído del post del Jueves 27 de Marzo de 2014 del blog “Infinite Complacency”.

Escrito por Jonny Jacobsen. Traducido por Petete "Argie Anon para Anonymous Argentina

Un tribunal Belga ha enviado Scientologists y dos de las organizaciones del movimiento a juicio por fraude y otros cargos: pero aún hay un largo camino a la sala del tribunal.

Un tribunal en Bélgica el Jueves envió a dos organizaciones de Scientology y 11 Scientologists para juicio por fraude y otros cargos, reportó la agencia de noticias Belga.
 
La Chambre de Conseil ha estado considerando por varios meses si dos investigaciones penales contra el movimiento, una que se remonta a 1997, deben ir a la corte.

Los casos, ahora fusionados en uno, incluyen acusaciones de fraude, práctica ilegal de la medicina y la falta de respeto de leyes de privacidad.

Una acusación que investigó la policía era sobre la colocación de falsos anuncios de trabajo que daban la impresión de que había trabajo remunerado disponible cuando de hecho era para trabajo no remunerado.

Quizás la característica más importante del fallo del Jueves es que menciona dos organizaciones sin fines de lucro de Scientology en Bélgica y no sólo a miembros del movimiento.

Los fiscales van por la Iglesia de Scientology en Bélgica y la Oficina Europea de Asuntos Públicos y Derechos Humanos con sede en Bruselas.

Dado que los fiscales federales están caracterizando a Scientology como una organización criminal, eso podría significar que podría ser prohibida en Bélgica si fuera condenada – al menos según los reportes de prensa Belga.

El tribunal ordenó que el caso con respecto a un onceavo Scientologist debería ser transferido a un tribunal aparte porque él es una persona que habla inglés.

Y dictaminó que decidió que el plazo de prescripción de las infracciones alegadas en el caso de al menos otro Scientologist había expirado.

Los individuos y las dos organizaciones enviadas a juicio tienen el derecho de apelar la decisión del tribunal Belga por 15 dias, lo cual están haciendo.

Una ‘inquisición moderna’

Scientology ya ha emitido una declaración atacando el fallo y prometiendo defenderse.

Todos los enviados a juicio tienen 15 dias para presentar una apelación y Scientology ya ha dejado claro que va a luchar hasta el final.

“No podemos evitar mas que esperar que esta interminable investigación es nada menos que una inquisición moderna y una afrenta a la libertad de religión y los derechos de la defensa,” dijo una declaración de Scientology.

El tiempo que la investigación ha tomado — la primera de las dos se remonta a 1997 — demostró que los hechos eran “inexistentes” y que el caso era “rumores inventados, atribuyendo motivos y mentiras a lo que la religión de Scientology es realmente,” agregó la declaración.

Scientology no debería ser tratada nada diferente que otras religiones, insistió, concluyendo que el movimiento va a luchar hasta el final “cualquier procedimiento penal tendencioso que viola sus derechos básicos”.

La emisora Belga RTBF habló con los abogados de cada lado del caso.

Maître Bruno Dayez, quien representa a algunos de los demandantes, celebró el hecho de que la causa penal fuera enviada a juicio.

“Verdaderamente es de por sí un punto claramente a nuestro favor,” dijo a la emisora Belga RTBF.

En cuanto al resto, incluso si hubiera obstáculos de procedimiento, todavía estamos facultados para actuar en el ámbito civil — por lo que incluso si el caso fuera a colapsar en el lado criminal para todos eso no significará que no perseguiré compensación para mis clientes hasta el final.”

Después de 17 años de investigación sin embargo, los abogados de Scientology argumentarán que el caso se viene arrastrando por demasiado tiempo para que llegue a juicio.

“Tener procedimientos tan largos, representa un problema,” dijo a RTBF Maître Pierre Monville, quien representa a uno de los acusados.

“Las infracciones se remontan hacia atrás en el tiempo y están ocultas y entonces es difícil ver de qué está siendo acusado alguien cuando vas a través de 20 años en la vida de una asociación,” agregó.

El acta de acusación, reportó RTBF, incluye acusaciones de la práctica ilegal de la medicina; fraude; extorsión; falsa representación; la falta de respeto de la privacidad; y organización criminal.

De acuerdo con un informe de los medios de comunicación, el fallo fue suficientemente bien formulado para provocar la admiración de uno de los abogados de la defensa. “Magnifique,” dijo luego que fue leído en la corte la mañana del Jueves.

Pero aún hay un camino que recorrer antes que el caso vaya a juicio — si de hecho alguna vez lo hace.

Una vez que se hayan presentado las apelaciones, podría tomar meses para que el tribunal superior emita su fallo, reportaron los medios Belgas. Y si eso va contra Scientology, puede incluso ser posible para los acusados encontrar motivos para un recurso de apelación en una cuestión de derecho.

Esta no sería la primera vez que el movimiento haya tratado de matar el caso contra él.

Scientology ya ha intentado lograr que se descarte el primero de los dos casos que se están tratando.

Sus abogados argumentaron que los comentarios de los fiscales a los noticieros de los medios de comunicación en los años que siguieron al lanzamiento de la investigación de 1997 perjudicaron su derecho a un juicio justo.

Después de discutir su caso en vano en los tribunales Belgas, ellos presentaron un caso ante el la Corte Europea de Derechos Humanos, pero el tribunal con sede en Estrasburgo también rechazó su denuncia, como se informó aquí en ese momento.

El fallo del jueves en Bélgica viene tras la condena definitiva el año pasado en Francia de dos organizaciones de Scientology – y varios Scientologists – por fraude.

Y como informamos antes aquí, todo indica que los investigadores Belgas han aprendido del enfoque tomado en Francia.
---

Este informe es una versión revisada del material presentado anteriormente al sitio Tony Ortega, The Underground Bunker.


Fuente:

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada